Explorar la luna con platillos voladores

Ingenieros del MIT, han creado un nuevo concepto de exploradores espaciales, en forma de platillos voladores, capaces de levitar con magnetismo y iones, en la luna y otros asteroides.

0
1700
platillos voladores p
El concepto computacional del MIT, demostró la funcionalidad del rover. Foto: Space

Ingenieros del MIT, han creado un nuevo concepto de explorador espacial, con un diseño similar al de los platillos voladores marcianos; que solíamos ver en películas, libros e historietas de ciencia ficción.

La predilección por esta forma, no ha sido por un amor a los diseños del Amazing Stories; sino, porque al tener la figura de un disco; el rover puede flotar, aprovechando el magnetismo natural de la luna.

Carga Magnética

Para que el rover pueda levitar, se utiliza el principio de las dos caras de un imán, las cuales se repelen al encontrarse las cargas positivas y negativas; de igual forma, se aprovecha la figura de un disco, para mejorar el tiempo de flote.

Los ingenieros lograron este diseño, al observar que, el polvo en la superficie de la luna; podía levitar a más de un metro del suelo, aprovechando la carga que tiene de manera natural el asteroide.

Para que este concepto pueda hacerse realidad, se han utilizado las alas de tipo Mylar; un material que se ha demostrado puede funcionar en objetos sin aire, pero que lamentablemente estaría limitado a asteroides.

platillos voladores 1

Rayos de Iones

Decididos a no depender del magnetismo, los ingenieros del MIT decidieron incorporar motores, capaces de generar pequeños rayos de iones que contrarrestarían la fuerza de gravitación de otros cuerpos celestes.

Con los motores de iones, el rover permite largas jornadas de levitación, así como la capacidad de aumentar el peso a casi 1 kilogramo.

Con el nuevo diseño, el rover podrá ser expulsadoLuna, de un satélite artificial, para que realice maniobras de exploración, a un centímetro de la luna y vuelva a incorporarse a su satélite.

platillos voladores 2

Platillos voladores

Los investigadores construyeron un prototipo de 60 gramos, y no mayor a una palma humana; se incorporó el material Mylar y cuatro propulsores de iones en la parte inferior y uno en la parte superior.

Simulando pruebas en una cámara de vacío, lograron hacer levitar el rover hasta un centímetro; por lo que los ingenieros continuarán realizando pruebas, para posteriormente llevar la propuesta a nuevas agencias espaciales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí