El emprendimiento como escuela de la vida

Humberto Ruiz, fundador de la franquicia el Taco Loco, nos explica como las experiencias, pueden servir para forjar nuestro emprendimiento.

0
94

Humberto Ruiz Gómez, originario de San Juan Chamula, emigró a Tuxtla Gutiérrez con su familia, con la esperanza de encontrar mejor vida. A una temprana edad, se inició trabajando en las taquerías de la capital, por lo que pronto se convirtió en el dueño de una taquería.

Actualmente, la franquicia el Taco Loco, es sinónimo de calidad, precios accesibles y un modelo de negocio, más acorde a nuestros tiempos.

Oportunidades de una vez

A los 16 años comencé a trabajar con un señor, de nombre Roberto Kobian, inicié como mesero, y posteriormente pasé a ser taquero; este negocio se llamaba el Taco Loco, y estaba cerca de la zona del Cine Alameda.

Pasado el año, el señor me preguntó si quería adquirir la taquería, ya que en ese momento él contaba con dos negocios de tacos y por alguna razón, ya no tenía interés por esta última; pese a tener interés, no tenía como pagarle, por lo que dije que no; más el señor al final llegamos a un acuerdo para traspasar la taquería y hacer los pagos.

En el 97, con 17 años, me hice con mi propia taquería, pagando al anterior dueño una renta de $100 pesos diarios; para el 99 ya no tenía deudas, tenía familia, rentaba una casa, tenía una tienda, y un terrenito; parecía que todo iba bien en mi vida, pero una persona cercana me estafó, lo cual me llevó a la quiebra.

Taco Loco 1

Volver del fondo

Para el siguiente año, le pedí a mi hermano que me ayudara a cuidar la taquería, vendí la tienda, deje el dinero a mi esposa y me fui a buscar el sueño americano; allá en el norte pasé dos años trabajando, apoyando a mi familia y a mi hermano con el negocio.

En el 2006, mi hermano ya no podía sostener la taquería, pensaba en venderla; más mi esposa decidió administrar el negocio durante 6 meses, tratando de mantenerlo a flote; ese mismo año mi padre falleció y al ver que no me iba tan bien en el norte, como yo deseaba, decidí regresar al país.

Volví con apenas 15 mil pesos, así que decidí retomar el negocio; con ayuda de mi esposa y un sobrino que nos ayudaba, volvimos a retomar el rumbo, nos fue tan bien, que para 2010 abrimos una nueva sucursal en el Parque de la Marimba.

El contacto con el extranjero no fue tan malo, me ayudó a comprender como funcionaban los negocios en el país vecino, por lo que renové el formato de la taquería a uno moderno; abrimos más sucursales, creamos una página web y nuestras redes sociales.

Taco Loco 2

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí