Alex ¡El loro más inteligente del mundo!

Su vocabulario se extendía a unas 150 palabras.

0
74
Alex el loro más inteligente

Alex no era un loro ordinario, su nombre era un acrónimo de «Avian Learning Experiment«. Este asombroso loro desarrolló una inteligencia equiparable a la de un niño de 5 años. Tenía la habilidad de identificar objetos, números, colores y formas, además de distinguir entre «grande» y «pequeño», «igual» y «diferente».

De igual forma, su vocabulario se extendía a unas 150 palabras. Incluso expresaba disculpas diciendo «lo siento» cuando cometía errores y solicitaba regresar a su jaula con un simple «quiero volver» cuando se sentía cansado. En su último momento, antes de partir, le preguntó a su amiga y profesora Irene Pepperberg: «¿Vendrás mañana?»

Estas fueron las últimas palabras de Alex antes de fallecer repentinamente debido a un infarto o arritmia en plena noche.

Pepperberg sostiene que la capacidad de «pensar y ser consciente», anteriormente atribuida solo a los primates gracias a los estudios de Jane Goodall y a los delfines y otros mamíferos superiores, también puede aplicarse, en cierta medida, a las aves, a pesar de tener cerebros del tamaño de una nuez.

Todo lo que Alex aprendió y lo que aún estaba por aprender, como la identificación de letras y el trabajo con fonemas en inglés, demuestra, según Pepperberg, que los loros no solo pueden imitar, sino también «razonar a un nivel básico y usar palabras de manera creativa».

Alex podía mantener conversaciones intermitentes, similar a un niño de dos años, aunque, según su profesora, su inteligencia realmente equivalía a la de un niño de cinco años. Siguiendo el método del «modelo rival«, Alex competía con un alumno humano e intentaba equipararse a su nivel. Llegó a ser tan hábil que ocasionalmente actuaba como maestro de otros loros y los corregía cuando cometían errores, alentándolos con frases como «¡Puedes hacerlo mejor!».

Desde su infancia, Pepperberg sintió una conexión con las aves, y gracias a Alex, se convirtió en una defensora de los derechos animales. A pesar de las críticas de algunos miembros de la comunidad científica que cuestionan sus logros y afirman que el loro hablaba siguiendo un «condicionante operativo» y las instrucciones cifradas de su instructora, la científica defiende que la «capacidad intelectual» de Alex ha sido sobradamente demostrada y que lo único que no pudo probar fue su «nivel de conciencia».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí