Manejemos nuestro estrés contra el COVID-19

190
Diseño: Jhony Galván

El tema del COVID-19 (coronavirus) ha ocasionado un temor inmenso en la sociedad a tal grado que muchas personas han compartido información falsa a través de las redes sociales por medio de fotografías, vídeos o artículos, mismos que han llevado a la sociedad a caer en un gran estrés y a alterarse los unos con los otros.

En estos momentos es normal tener sentimientos de tristeza, estrés, confusión o miedo ante la situación que estamos viviendo, pero hay que tratar de mantener la calma y sobre todo el poder mantenernos en contacto vía telefónica o por redes sociales con nuestros familiares, amigos o vecinos, con la finalidad de motivarnos a salir adelante ante la contingencia que atraviesa nuestro mundo.

Recuerda igual que no todo lo que encuentres en Internet proviene de fuentes confiables, así que debes de recurrir a la información que las dependencias reconocidas a nivel mundial, nacional o estatal te brindan, tú mismo puedes ayudar a que la información que las dependencias brindan puedan llegar a todas aquellas personas que han caído en informaciones no oficiales.

Al igual evita ver constantemente las noticias, esto te ayudará a reducir tu preocupación y la sensación de alarma que puedas llegar a tener, lo más recomendable es poder marcar tiempos definidos para mantenerte informado sobre la contingencia, esta misma técnica, la puedes llevar a cabo con el manejo cuidadoso de tus redes sociales.

Hasta el momento se han girado indicaciones en muchos países en poder permanecer en casa, así que lo más recomendable es poder mantener un estilo de vida saludable que pueda incluir una dieta adecuada, descanso, ejercicio físico, el contacto con tus familiares, amigos y vecinos vía telefónica o redes sociales. Al igual debes de gestionar tus emociones de forma saludable y puedes pedir ayuda profesional si es que lo requieres; recuerda una vez más que este proceso solamente es temporal y podemos auto ayudarnos siempre y cuando seamos responsables ante las diversas indicaciones que recibimos de fuentes confiables y oficiales.