The bloop, un misterio sin resolver

En el fondo del oceano, se percibe un sonido que ha perturbado a los científicos desde 1997, y del cual se desconoce su fuente.

0
712
Bloop portada

El océano, es un mundo que no ha sido explorado del todo, un enigma para los humanos, y dentro de esos misterios se encuentra “The Bloop”; un fenómeno del que hasta la fecha, no tenemos respuesta certera.

Imagínate encontrarte en aguas profundas, siendo la oscuridad tu única compañía, pueda que me equivoque; pero en tu mente sabes que no estás solo, a tu alrededor existen seres inentendibles, seres inimaginables.

En esta penumbra una figura se desdibuja, una criatura, un enorme coloso, con unas mandíbulas aterradoras, se acerca hacia a ti con una enorme velocidad y… lo demás, lo dejo a tu imaginación.

bloop 3
El Melanocetus johnsonii, rape abisal o diablo negro, es una de las criaturas abisales que desde su descubrimiento, ha capturado la fascinación e imaginación humana. Fuente: Natural World Fact

Un lugar para los misterios

El ser humano se ha dedicado por largos años a la investigación espacial, entender los misterios de nuestro sistema, descubrir vida en otros planetas; son temas que despiertan nuestro interés, pero, nuestro planeta todavía tiene misterios por develar.

Se cree que aun existe territorio natural no explorado, tales como bosques o junglas, en donde aun se pueden encontrar nuevas especies de animales; pero si queremos hablar de un lugar inexplorado, la respuesta la encontraremos en los océanos.

National Geographic afirma que el 95% de los mares y océanos no ha sido explorado; se han encontrado evidencia de nuevas especies como calamares gigantes o peces con la capacidad de emitir su propia luz.

El mar tiene un sinfín de historias contadas por pescadores o marineros, personas que tienen contacto directo con el mar; por la dificultad de comprobar sus testimonios, estos relatos ingresan en el mundo de la leyenda, por ejemplo los ningen, el kraken o sirenas.

El mar y el océano han alimentado las fantasías de los humanos, desde tritones y sirenas hasta el terror lovecraftiano; la película “El faro”, es buen ejemplo de estas historias. Fuente: Regency Enterprises

El fenómeno del bloop

El misterio que nos trae hoy, es uno que hasta la fecha la NOAA (Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica), la entidad marítima más prestigiada del mundo; no ha podido emitir una respuesta exacta, hablamos del sonido extraño llamado “The bloop”.

En 1947, durante la guerra fría entre Estados unidos y Rusia, unos de los artefactos más usados fueron los sonares, esto para prever el ataque de submarinos nucleares; al disminuir las tensiones, estos aparatos fueron donados a la NOAA, que lo usarían para términos científicos.

Una tarde del 19 de mayo de 1997, científicos norteamericanos escucharon un extraño sonido monstruoso que se alargó varios minutos cerca de las costas de Chile y Argentina. Al principio pensaron que era de un iceberg, pero después de analizarlo, lo consideraron no compatible con el de un derrumbe.

Dedujeron entonces, que el responsable había sido un motor de algún submarino, esta idea fue descartada de inmediato, para empezar las tres sondas, es decir, los micrófonos que detectaron el sonido estaban separadas en un rango de 5000 km.

Si el emisor del extraño ruido hubiese sido algún submarino, este tendría que ser del tamaño de un estadio de futbol americano o de una pequeña ciudad; tecnológicamente improbable en esos momentos.

Bloop ballenas
A 2021, tan solo hemos explorado el 5% del océano. Fuente: National Geographic

Un animal como responsable

El hecho que mas perturbaba a los científicos fue el origen del sonido, este provenía de los abismos oceánicos, la única respuesta era, que el sonido tenía que ser de origen animal.

Se llego a la respuesta efímera que “The bloop”, como lo denominaron, era el sonido de un animal aun no descubierto; una especie cuyo tamaño supera muchas veces a la famosa ballena azul, que sabemos este alcanza los 24 metros.

Tomemos una pausa, e imaginemos el tamaño del ya referido cetáceo; el sonido que estos producen no es comparable con “The bloop”, ya que ellos necesitan estar casi en la superficie para emitir un sonido detectable.

Hasta la fecha no hay explicación del origen de este extraño “The bloop”, se sabe que en el fondo de los abismos existen especies que no han sido descubiertas, y que esta fuera de nuestra imaginación.

Quizás en vez de mirar hacia las estrellas, deberíamos echar un vistazo al abismo, seguramente nos sorprenda lo que ahí encontremos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí