Starlink, el servicio de Elon Musk para brindar internet a todos

Starlink es la propuesta de Elon Musk para ofrecer internet a todos a través del despliegue de 12,000 satélites en órbita baja.

0
453
Elon Musk Starlink
Elon Musk en el lanzamiento de la segunda ronda de 60 satélites de Starklink. Fuente: Forbes

El 17 de febrero del 2018, la compañía Space X, perteneciente al empresario sudafricano: Elon Musk, lanzaba el cohete Falcon 9; tras bambalinas y sin mucho ruido, le acompañaban los dos primeros satélites del proyecto Starlink; una idea que consiste en cubrir la Tierra de satélites y brindar internet a todos.

Ideas que se vuelven realidad

En junio de 2015, Elon Musk compartía una de sus más ambiciosas ideas, llevar internet a todos, pero para hacerlo, era necesario desplegar 4,000 satélites alrededor de la circunferencia terrestre.

Para algunos, resultaba un proyecto poco viable en el cual ya habían mostrado interés personajes como Bill Gates, o compañías como Virgin, Facebook y Google; pero que no se concretaban por los altos costos en su implementación.

La estrategia de Elon Musk consistía en:

      • Desarrollar una red de alta velocidad.
      • Construir satélites de bajo costo, pequeños, ligeros, con un periodo de vida corto.
      • Los satélites se propulsarían con motores de iones de Kriptón y se lanzarían en fases.
      • A través de Space X se llevarían los satélites a órbita baja, entre 200 y 2,000 kilometros para no afectar la comunicación.
      • Entregar internet a los clientes por medio de antenas satelitales.
internet a todo el mundo 1
El lanzamiento del Falcon 9, permitió el despliegue de los primeros 60 satélites en la órbita baja de la tierra. Fuente: Michael Howard

Los primeros pasos

En mayo de 2019, y tras la aprobación de la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC); Starlink puso en operación 60 satélites  de 227 kg, mismos que fueron desplegados a 440 km, gracias a un Falcon 9; considerada en ese momento la carga más pesada de Space X.

Como te comentábamos en otro artículo, tras el éxito en pruebas, la FCC autorizó el despliegue de 7,518 satélites, misma que aumentó a 12,000 satélites; el proyecto, apuntó a mejorar los satélites, esperando medir apenas 10 centímetros y pesar apenas 1.3 kilogramos.

La controversia espacial

Tras el despliegue de los 60 satélites, los aficionados de la astronomía comenzaron a buscar en el cielo nocturno su paso en riel; como si de una especie de tren de estrellas se tratara. Para ayudar a su encuentro, la comunidad “Skywatching”, desarrolló una plataforma para calcular su trayectoria.

Pero no para todos fue buena noticia, el observatorio de los Andes que investiga la energía oscura; reportaba haber detectado 19 nuevos objetos en el cielo, que pronto descubrieron eran los satélites de Starlink. Poco a poco se acumularon nuevas quejas de la comunidad científica, que reportaba ruido o suciedad en sus imágenes.

A esta preocupación, se añadió la de la FCC y otras organizaciones, por saber cómo Starlink manejaría la basura espacial. Además de que existen poco más de 9 compañías que animados por el éxito de Musk, buscan poner en órbita sus propios satélites.

Nunca rendirse

La respuesta a la basura espacial llegó durante ese mismo mes, Starlink hizo descender 2 de los 60 satélites para comprobar cómo se quemaban en la órbita; al considerarse un éxito, reportaron que los demás satélites se quemarían de la misma forma, en un periodo operativo no superior a una década.

Ante la presión internacional y la probabilidad de empañar su imagen, la directiva de Starlink decidió aplicar una reducción de brillo en los satélites, para esto, se colocó material antireflectante en uno de los 60 satélites de la segunda ronda lanzada a principios de 2020.

A prueba y error, es cómo ha funcionado la reducción de brillo, aunque la comunidad científica no ha quedado satisfecha, el recubrimiento sigue mejorando, puesto que se intenta que los materiales no afecten la operación de los satélites o la posibilidad de ofrecer internet a todos.

Internet a todo el mundo 2
Los satélites de Starlink, integran una especie de veleta que permite su movilidad en órbita. Fuente: Starlink

Internet a todos

En julio del 2020, empezó a operar la beta privada de Starlink, la inscripción era gratuita y los clientes seleccionados debían pagar 1 dolar simbólico, usar la red durante una hora mínimo y entregar reportes de su experiencia.

A los usuarios de la beta se les envió una antena que debían montar por ellos mismos, para verificar la facilidad de esta acción y lo claro de las instrucciones. Además se les informó sobre el monitoreo de su conexión, algunos momentos de desconexión o baja velocidad por mantenimiento del servicio.

Hasta el momento, las pruebas han demostrado velocidades de entre 11mbps hasta 60 mbps de bajada; y entre los 5mbps a los 18mbps de subida; que para México resultarían velocidades competitivas; en cuanto a la latencia, las pruebas iniciaron con 90 micro segundos de retraso, descendiendo recientemente a 20 ms.

Para Elon Musk, el servicio debe ofrecer 1Gbps de subida y bajada; y hasta 10 ms de latencia, para el emprendedor; no se trata de competir con la fibra óptica o el 4G, sino ofrecer una alternativa al mercado; una opción capaz de llevar internet a todos, aunque nos encontremos en zonas alejadas.

Internet a todo el mundo 3
La antena satélital es entregada por Starlink, con una antena, una base y los cables de alimentación y conexión. Fuente Starlink

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí