Enseña deportes para construir saberes

Óscar Trujillo Vázquez creó Edufisarte para impulsar el cambio de la concepción de la educación física en las escuelas

0
1138
Óscar Trujillo Vázquez

Durante los primeros seis años de su vida de docente, Óscar Trujillo Vázquez fue madurando poco a poco esa semilla de inquietud que llevaba dentro por querer definir algo que cambie la concepción de la impartición de la educación física en las escuelas, y fue hace tres años y medio que decidió dar el primer paso en concreto.

Así surgió Edufisarte, un grupo de docentes que capacita y asesora para brindar estrategias y herramientas para que la educación física no sólo sea la mera práctica de deportes sino la construcción de saberes y valores, para fortalecer la socialización, creatividad, habilidades y competencias.

Sentado a la sombra de un árbol en el deportivo Caña Hueca, en las primeras horas de una calurosa tarde de miércoles, tras una hora de running, Trujillo Vázquez cuenta que en los tres años y medio han incidido en un promedio de 600 niños, niñas y padres, a través de instituciones escolares y dependencias que promueven el deporte como parte de las actividades de sana convivencia.

Atleta joven, nació en el municipio de Tonalá hace 34 años. Cursó la primaria y la secundaria en su lugar de origen, donde practicó el futbol y el pentatlón impulsado por sus padres, ambos educadores, y a sus 15 años se trasladó a la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, la capital de Chiapas, para estudiar la preparatoria y el nivel profesional, dos etapas de formación académica que alternó con la natación.

Pero ya desde que cursaba sus estudios en la Escuela Normal de Licenciatura en Educación Física (ENLEF), se preguntaba de qué manera podría contribuir en hacer de la educación física una herramienta de fomento a la inclusión, para prevenir el bullying y la violencia entre los niños y los jóvenes, y de impulso al desarrollo pleno y responsable de las personas. Por lo que apenas egresó de la carrera y se colocó en el trabajo del magisterio, empezó a desarrollar una enseñanza que ponía énfasis en las emociones de los niños.

No estaba de acuerdo con lo que había observado en algunas escuelas durante las prácticas previas a la culminación de su licenciatura, donde al maestro de Educación Física se le emplea para entretener a los niños y niñas en los cambios de horarios o en las horas de receso. Él deseaba que la educación física sirviera en las instituciones educativas para sacar al deporte o los juegos de la función de mero entretenimiento y ubicarlos como generadores de saberes y valores.

Tras años de atender a niños y niñas en varias partes de Chiapas, decidió crear Edufisarte, un grupo al que se han sumado tres maestras y otro docente, quienes también buscan que la educación física vaya más allá del simple entretenimiento y se convierta en una oportunidad para que el niño se socialice acorde con las normas sociales y descubra sus habilidades y competencias a través de las actividades lúdica físicas.

Cada integrante de Edufisarte desarrolla las estrategias y aplica las herramientas en su centro de trabajo, como en el caso de Óscar Trujillo que es en un preescolar, además de que colabora en una universidad, y cuando corresponden a una invitación externa, ya sea de otra institución escolar o de alguna institución pública, lo hacen en equipo. Y recientemente han recibido el planteamiento del Departamento de Educación Física de la Secretaría de Educación de desarrollar un plan de trabajo que permita replicar la estrategia en las instituciones públicas de los niveles básico y medio superior, principalmente.

―Estamos trabajando en la propuesta ―apunta Óscar Trujillo.

Lo celebra con una sonrisa, con el convencimiento de que el sólo hecho de que ya haya llegado a los oídos de las autoridades educativas lo que ellos están haciendo es parte de un importante logro.

El viento sacude hojas y ramas del frondoso árbol, pero él continúa, sin impacientarse, con el relato sobre cómo ha estado trabajando el nuevo enfoque de la educación física con sus alumnos.

Primero, en los niños y niñas más pequeños, hay que fortalecer la seguridad, porque cuando se sientan seguros ellos podrán decir qué juegos o deportes les gusta practicar más y así expresarse. En la secundaria el niño o la niña ya podrá decir con mayor seguridad esto es lo que quiero hacer. Pero todo, desde el inicio, debe considerar como base la sociomotricidad, entendidos los juegos o deportes como interacciones que generan convivencia en cuanto a reglas y normas.

―Entonces, el juego se convierte en la construcción de saberes ―precisa.

Restallan silbatazos desde cercanas canchas.

―Y para llegar a eso, es importante que se practique el deporte por placer ―suelta.

El tibio viento juega con las hojas, las levanta y baja. Calma y armonía hay en el lugar bajo la sombra. El cielo se mantiene inclemente en las copas de los árboles. Uno que otro atleta cruza este espacio cercano a las canchas de basquetbol. Dice Óscar Trujillo que en el placer por el deporte se encuentran las emociones y las sensaciones.

Y es aquí cuando dice que él mismo practica el deporte por placer.

Desde que lo supo se dio cuenta que el deporte ayuda a que una persona se conozca mejor y pueda desarrollarse mediante una convivencia a través de disciplinas deportivas basadas en reglas.

Entonces, segundo de dos hermanos y ahora padre de dos hijos, entendió también que había que cambiar la concepción de la educación física en las escuelas, y para hacerlo necesitaba de un punto de partida.

Algo tangible, dice él.

Y sonriente detalla que Edufisarte se llama así porque no se limita a dar talleres relacionados con el básquetbol, fútbol o voleibol, sino también incluye danza y otras actividades que tienen que ver con el arte.

El siguiente paso, lo dice su fundador, es contar con un espacio propio.

Pero mientras, al final de la plática se aleja con esa alegría de alguien que en el transcurso de sus esfuerzos ha ido descubriendo que otras personas se interesan por lo que él hace.

Construir saberes a través del deporte.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí