Errores con la tarjeta de crédito por los que el SAT nos puede sancionar

Un mal manejo en nuestra tarjeta de crédito, no solo nos atraerá muchas deudas, sino que también nos puede llevar a una discrepancia fiscal y problemas con el SAT.

0
1286
tarjeta de crédito

Una tarjeta de crédito mal usada, puede convertirse en un arma de doble filo; y es que, las malas decisiones no solo nos pueden arrastrar a una espiral de deudas; sino que en la actualidad, nos puede causar problemas con el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Discrepancia fiscal

La razón para preocuparnos, es por una cuestión de una discrepancia; si ganamos 5 mil pesos al mes, pero gastamos 25 mil pesos; para el SAT, algo no cuadra.

Para nosotros, seguramente exista una explicación en esta diferencia de ingresos y egresos; puede que algún familiar nos prestó dinero, recogimos lo de una tanda, realicemos un trabajo extra u otra forma legal, de obtener ingresos.

Mientras más consecuente sea esta acción, más probable será que el SAT nos observe y nos sancione; por que sí, pueden seguir nuestro historial de gastos, algo ya disponible para esta institución en 2013, y que en 2019 se reforzó mediante convenio con la Asociación de Bancos Mexicanos (ABM).

Errores con la tarjeta de crédito

Para el Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM); los errores  con la tarjeta de crédito, más comunes para caer en discrepancia, son: por endeudamiento en diversas cuentas y uso colectivo de tarjetas.

El endeudamiento por tarjetas, ocurre cuando hemos llegado al límite con una de nuestras tarjetas; al ya no poder usarla, y esta requerir un pago superior al 60% de nuestros ingresos mensuales; comenzamos a ahogarnos.

En ese momento de crisis, es que acudimos a una segunda tarjeta; u otra institución para solicitar un préstamo, prestar para pagar deudas se ha vuelto un hábito muy común en los mexicanos; prestamos sin revisar los nuevos intereses que adquirimos.

La segunda, el uso colectivo de tarjetas, es muy típico en nuestros país; esto se refiere a que prestamos la tarjeta para que la usen otros, por ejemplo; que alguien de nuestra familia o un amigo adquiera un artículo en una tienda departamental.

Otra muy común en el uso colectivo de tarjetas, es que nosotros busquemos oportunidades para convertir el endeudamiento en dinero; por ejemplo que paguemos una comida con la tarjeta, a cambio del efectivo.

Estos excesos de gasto, el SAT los detectará para un solo titular, el poseedor de la línea de crédito; y no para otras personas, por lo que debemos intentar,

Sanciones

Entonces qué pasa si continúo cometiendo estas malas prácticas. El SAT puede detectarlas y cuando el monto de las gastos del contribuyente, sean superiores a sus ingresos declarados anualmente.

En caso de que puedan confirmar esta discrepancia fiscal, la autoridad fiscal determinará el impuesto que el contribuyente pagará, de acuerdo a la Ley del ISR 91.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí