¿Tu amígdala cerebral te está engañando?

La amígdala cerebral, del tamaño de una almendra, nos ayuda a lidiar con situaciones de peligro, más es posible que nos de una imagen más peligrosa de lo que es realmente el mundo.

0
1297
la amígdala cerebral 1

Te has preguntado por qué asumimos vivir en un mundo tan inseguro; ¿Es real esta afirmación, o es nuestra mente la que nos esta engañando? Déjame explicarte entonces cómo funciona la amígdala cerebral, y descubramos juntos, si este pequeña parte de tu cuerpo, te está embaucando.

La amígdala cerebral

Es una región del cerebro, conformada por dos núcleos de neuronas; un izquierdo y otro derecho; como tal, forma parte del sistema límbico; y se encarga de procesar y almacenar nuestras reacciones emocionales.

Esta estructura en forma de almendra, tiene muchas responsabilidades, pero la que destacaremos el día de hoy; será la que desempeña su núcleo central, la de controlar sentimientos como la alegría, la tristeza, el odio, el miedo, la ira, entre otros.

Estos sentimientos, en combinación con el sistema nervioso y el sistema endócrino; logran despertar en nosotros, una sensación de alarma o de miedo, que nos ayuda a escapar de situaciones de peligro.

La inseguridad

El problema ocurre, cuando este sentimiento de miedo, se vuelve algo permanente; y nos mantiene alertas en todo momento, volviéndonos incapaces de seguir adelante, de pensar en un mejor mañana.

Agentes externos, como los medios de comunicación; pueden llevarnos a caer en esta situación de inseguridad permanente. Noticias fatídicas, alarmistas y negativas; como los fines del mundo profetizados, las guerras inminentes, la delincuencia inacabable, solo nos muestra una perspectiva de la vida.

Datos que nos ayudan

No te digo que no revises ese tipo de contenido, pero no veas un sólo lado de la moneda; los datos de diferentes investigaciones, nos ayudan a comprobar que la humanidad se encuentra en un estadio de paz; con mayores años de vida y menor índice de mortalidad.

Te invito entonces, a que veamos esta videolectura y comprobemos, si tu amígdala cerebral; te está engañando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí