Una vida de neón

0
549
Néstor y su vida de neón

―Haz tu vida neón, que cuando más oscuro esté mejor brille tu luz.

Con esta frase terminará Néstor Alberto Manríquez Enríquez la plática sobre lo que esta tarde anuncia en Tuxtla Gutiérrez.

―Un fin de semana sensorial o sensorial weekend 2020 ―dice

Es más, de la una de la tarde y en un café del centro de la capital de Chiapas ha escogido el espacio más despejado para hablar a sus anchas del Neon party In Bicycle que organiza para fines de mayo próximo.

Cortesía

Tendrá lugar el día 23 en esta ciudad y el cierre será en el Parque Bicentenario.

Será un evento con causa: alimentación infantil y mantenimiento de espacios deportivos.

―Será toda una experiencia ―anuncia.

Pero antes cuenta sobre cómo es que él, Néstor, quien nació hace 41 años en la Ciudad de México, ha llegado a organizar este tipo de eventos en varios estados del país y ahora está por el mismo motivo en Tuxtla en pleno marzo.

Todo empezó así

Cuenta que en 2015 consiguió trabajo en Tijuana en un hospital que luego se descubrió se dedicaba a actividades ilícitas y por lo tanto él terminó en la calle, sin nada.

De la calle, logró colarse como vendedor de anuncios de un periódico de ese estado, donde se hizo de una cartera de clientes apetecible para emprender cualquier otro negocio.

Al poco tiempo, se integró como vendedor de anuncios de un restaurante que había abierto sus puertas a poca distancia de las oficinas del periódico.

Su cercanía con sus clientes y con los empresarios con los que trabajaba, además de sus estudios en administración de empresas, le permitió conocer un poco más el mundo del emprendimiento.

De repente, cuando ya estaba de pie de nuevo y empezaba a caminar de manera sólida en sus trabajos, sintió como un gancho al hígado:

Aflojó el cuerpo, bajó la mirada y dejó correr lágrimas.

Era demoledora la noticia:

―Le habían detectado por segunda ocasión cáncer de mama a mi madre.

Esta tarde, en Tuxtla, interrumpe la plática. De sus ojos, rebosan lágrimas. Tensa la mandíbula como reprimiendo el llanto.

―Fue duro ―alcanza a decir.

 

Néstor Alberto Manrique Enríquez, alto, moreno, es hijo único.

Su madre Araceli Enríquez.

Su padre, si lo ha visto, mucho tres veces. Por eso él dice:

―Soy hijo único, de madre soltera.

Cuando recibió la dolorosa noticia, dio las gracias al empresario a quien le trabajaba, tomó sus pocas cosas y se regresó a la Ciudad de México.

A la colonia Lindavista, ubicada en el norte de la urbe.

Corría el año 2016.

Se puso a cuidar a su madre: la llevaba al médico, le daba los medicamentos y se quedaba el día entero con ella. Si se dormía a la una de la mañana, a las cinco estaba de pie de nuevo.

Ya presionado por los gastos, se puso a hornear panes por las tardes y venderlos vía redes sociales. Así colocaba todos los días 10 o 15 charolas de panes.

Cuidaba a su madre, vendía panes.

Cortesía

Para darle salida a las presiones emocionales, escogió un espacio para salir a rodar con la bicicleta todos los viernes de ocho de la noche a las once de la noche.

Así empezó a juntarse con otros ciclistas, y cuando ya hizo una salida formal en grupo el primer día recorrió un circuito con el acompañamiento de unas 25 personas.

De pronto, uno de los conocidos de Tijuana le llamó por teléfono.

―Organiza una cerrera y te apoyamos desde aquí.

 

Cortesía

La tarde noche del 20 de agosto de 2016, día de cumpleaños de su madre, organizó la primera carrera con la participación de mil 800 atletas y ciclistas en las vías de la colonia Lindavista.Ah, pero no se trataba sólo de correr y correr: también era sentir el olor de los polvos de colores que se dispersaban, admirar la aplicación de pinturas fluorescentes, sorprenderse de los movimientos de acróbatas y quietud de los artistas del performance e ir disfrutando música electrónica a cargo del DJ Cosmonauta.

El concierto con el DJ Cosmonauta, quien le ha hecho arreglos a Molotov, Alex Sintek y Playa Limbo, avanzaba junto con la carrera.

Iba montado el equipo en una camioneta.

Fue todo un show. El evento terminó todo un éxito pese a que nunca llegó el apoyo desde Tijuana, pero sí atletas participantes de varios estados de la República Mexicana.

Al final del evento, los presentes escucharon un mensaje de vida que envió pregrabado la madre de Néstor Alberto.

Les agradecía por su participación, pero también les hablaba de la importancia de la vida y de unirse como familia.

La causa de ese evento: apoyar a personas con cáncer de mama y a niños enfermos.

En el ir y venir al hospital, un día Néstor Alberto Manríquez Enríquez se topó con una señora con un niño de seis años. Era una mujer de Oaxaca y andaba en busca de 10 donadores de sangre. Le iban a hacer un trasplante de médula al niño. Néstor correspondió con un llamado en las redes sociales y acudieron unos siete donadores, pero varios de ellos se molestaron con él al enterarse que la sangre no sería para su madre, a lo que él les respondió que la ayuda era tan importante y necesaria sirviera para quien sirviera.

Entonces, decidió que todos los eventos serían con causa.

 

Cortesía

El neon party in bicycle Tuxtla Gutiérrez tiene como causa la alimentación y salud infantil, principalmente en las comunidades indígenas

Es decir, un porcentaje de lo que se ingrese será donado para ese fin y una parte para señalizaciones en el centro deportivo Caña Hueca.

Los tres objetivos son que los adolescentes y jóvenes aprendan que la diversión no está asociada con el consumo de alcohol y drogas, compartir valores morales y la unión familiar y unir fuerzas desde una persona, pequeña o gran empresa para apoyar a quienes más lo necesitan.

En este evento, en el que interviene la fundación chiapaneca General Gutiérrez en alusión a Joaquín Miguel Gutiérrez, los atletas y ciclistas no corren por el primer, segundo y tercer lugar. Lo hacen por causas sociales. Por la aportación que hacen reciben un kit para hacerse más partícipes y disfrutar de todos los números programados.

El sensorial weekend 2020 del neon party in bicycle Tuxtla Gutiérrez inicia el viernes 22 de mayo con un preconcierto de Welcome To The Rock Show que, desde las Vegas, Nevada, expondrá lo mejor de Guns N Roses.

La parte fitness es el sábado 23 de mayo, con un paseo de 5 kilómetros para atletas y 10 kilómetros de rodada para ciclistas, ambos dirigidos por un antro móvil equipado con luces, láser y un DJ tocando durante todo el recorrido.

Cortesía

Al final, En el Parque Bicentenario, los participantes disfrutarán de conciertos con Cosmonauta DJ y Ammie DJ, danza aérea, actos del Cirque Du Soleil, show láser, electro africans drums, aros y cadenas de fuego y show de Pirotecnia. Además de la intervención de Welcome To The Rock Show.

Será la meta.

 

Optimista se ve Néstor Alberto apenas termina de enumerar todo lo que incluye el evento planeado para Tuxtla Gutiérrez.

Sonríe.

Tiene la seguridad de alguien que ya ha salido con éxito en Guerrero, en Guanajuato, en Ciudad de México y en Tijuana. Espera ocurra lo mismo con el evento que está organizando en Chiapas a invitación de una asociación civil que trabaja con la salud y alimentación de niños y niñas.

También tiene la alegría y el agradecimiento de tener a una madre que ha salido adelante ante el cáncer de mama.

Y en este momento, se le quiebra la voz de nuevo.

―Todo esto nació a partir de la enfermedad de mi madre.

Pese al recuerdo doloroso que reprime, se oyen claras y precisas sus palabras.

Al inicio de la plática dijo que en momentos oscuros hay que hacer de la vida un neón, para que brille fluorescente.

Bajan sus lágrimas, pero esta vez porque sabe que ha hecho de su vida un neón.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí