Muerte que genera vida: Un planeta que respira

El Planeta que empezó a respirar el día que la humanidad detuvo su marcha

0
396
Un planeta que respira
Diseño Jhony Galván

A raíz de la pandemia ocasionada por el COVID-19 en el mundo, esta misma, ha traído un gran beneficio al medio ambiente, todo esto derivado a que los diferentes sectores de salud del mundo hayan implementado medidas sanitarias, obligando a las fábricas, empresas e incluso a la población a someterse a una cuarentena, con la finalidad de salvaguardar su salud.

En este sentido, la calidad del aire, ha mejorado drásticamente en aquellas zonas que han sido sometidas a cuarentena, por su parte la Agencia Espacial Europea, a través de los datos del satélite Sentinel 4 de la red de observación terrestre Copernicus ha mostrado cómo ha disminuido la contaminación en China a raíz de las medidas de aislamiento que se han tomado en dicho país, de igual forma, en toda Europa y sobretodo en Italia, se ha medido la reducción de niveles de dióxido de nitrógeno a nivel mundial.

Recordemos que el dióxido de nitrógeno (NO2) es un gas de efecto invernadero que es ocasionado por la combustión de los vehículos y la industria, que ha ocasionado un deterioro en la capa de ozono y la afectación de flora, fauna y la vida de cada ser humano. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la contaminación atmosférica mata a 7.000.000 de personas al año, esto nos refleja, que nosotros mismos como actores sociales, le hacemos un daño al planeta y somos quienes acabamos con nuestra propia vida.

La calidad del aire del norte de Italia, la cual es una de las zonas más contaminadas de Europa, ha mejorado mucho desde que se impuso la cuarentena, y todo ello a raíz de que la Organización Europea Alianza por la Salud Pública advirtiera que las ciudades más contaminadas tenían más riesgo de complicaciones respiratorias por el COVID-19.

A través de redes sociales e información brindada por la empresa Maxar Technologies, por medio de imágenes satelitales, se ha podido observar el caso de Venecia, la cual ha recuperado un color muy cristalino en las aguas de sus canales. Y  en Barcelona, algunas personas han podido captar con sus celulares como los jabalíes han perdido el miedo de salir a las calles durante la noche.

Estos acontecimientos que se han estado presentando en estos últimos días, nos debe llevar a reflexionar en lo que realmente le estamos haciendo a nuestro planeta y el gran respiro que este mismo ha recibido a partir de la contingencia; no solamente tratemos de darle ese respiro que se merece nuestro mundo durante este tiempo, sino que aprendamos día a día a valorar lo que tenemos en él y así poder conservar nuestra propia vida y el lugar donde vivimos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí