Un joven convirtió sus selfies en NFT’s y los vendió por un millón de dólares

Un joven indonesio de 22 años, convirtió un proyecto personal de selfies diarias en NFT's y vendió su álbum en internet, por más de un millón de dólares.

0
73
selfies en NFT's P

Los Tokens No Fungibles, siguen dando de que hablar, y es que; en cada ejemplo nos demuestran que toda imagen subida a internet, puede ser embalada y presentada como NFT.

Un proyecto personal

Y es que el joven indonesio, Sultan Gustaf Al Ghozali, nos ha demostrado como un proyecto escolar inocente, se puede convertir en un proyecto comercial de mayores dimensiones, que, además de cambiarle su vida a su autor y volverlo tendencia mundial; lo ha convertido, en el «héroe» de la internet.

De 22 años, Gustaf comenzó un proyecto escolar, que escaló a uno personal; y es que, durante cinco años, el joven estudiante se sentaba frente a su computadora y con una expresión estoica, capturaba su imagen cada día.

Mil selfies o autorretratos, son los que capturó el joven estudiante, los cuales, tenía la intención de unir en un video de estilo time lapse, y compartir mediante Youtube; tanto para rememorar el paso del tiempo, como para celebrar el fin de sus estudios.

Más este plan cambió, con la llegada de los NFT, si bien Gustaf ya tenía un conocimiento básico de las criptomonedas y el blockchain; vio en los Tokens no Fungibles, la oportunidad de ser remunerado o por lo menos, hacer algo gracioso; de acuerdo a sus palabras: «sería gracioso si alguien compraba mi cara».

selfies en NFT's 1

Convertir selfies en NFT’s

De esta manera, el joven indonesio convirtió sus selfies en NFT’s, y los puso a la venta a través de OpenSea, a un precio algo superior a los $50 pesos mexicanos, 3 dólares para ser exactos; al principio no tenía ventas, estaba comprobando que había un límite para que lo se podía vender.

Pero el límite se rompió, cuando comenzaron a ocurrir las primeras ventas, y sufrió un efecto impulso; cuando un chef de su misma nacionalidad y con amplia popularidad, encontró el perfil y álbum de fotos de Gustaf; aquello era tan bizarro, que el chef optó no solo por comprar, sino por promocionar aquellos autorretratos.

En cuestión de días, cada una de las selfies NFT’s se vendía en 0.9 Ethereums, o 3 mil dólares al cambio, descendiendo a 0.2 Ethereums pasada su efervescencia. De esta manera, al final del mes, las sumas en ventas ascendían a 317 Ethereums o poco más de un millón de dólares en aquel momento.

Aunque Gustaf ha retirado su dinero, y pagado los impuestos correspondientes a su venta,  ha externado sus preocupaciones al vender tantas fotografías suyas; y es que que si algo tiene la internet, es su capacidad para llevar casi todo a un espectro menos agradable, por lo que su imagen; puede terminar en situaciones poco deseadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí