Drones autónomos para cosechar frutas

Tevel Aerobotics Technologies, ha creado unos drones autónomos, capaces de cosechar fruta sin intervención humana, y que están disponibles para su renta en Israel, esperando llegar a América y Europa en el transcurso del 2022.

0
232
Robot Autónomo Volador P
El FAR, está compuesto por un Vehículo Autónomo que puede dar electricidad y soporte a varios drones autónomos de cosecha. Fuente: Tevel Aerobotichs.

La compañía tecnológica Tevel Aerobotics Technologies, fundada en Israel en 2017, ha creado un modelo de robot autónomo volador, similar a un dron; orientado a la identificación y recolección de fruta madura.

Robot Autónomo Volador

El Robot Autónomo Volador (RAV), o FAR por sus siglas en inglés; es un producto compuesto por dos partes: el Vehículo Autónomo y el Dron Autónomo; por su diseño, no pueden trabajar por separado.

El Vehículo Autónomo, es parecido a un remolque de cosecha, ya que en apariencia es un cajón con ruedas; aunque, es de movimiento autónomo, transporta y suministra energía a los drones, por largas jornadas de trabajo; y de igual manera, recibe la información de su controlador humano, además de que, decepciona y almacena la cosecha.

El Dron Autónomo, RAV o FAR, nos puede recordar a los drones de filmación, aunque por estar orientados a otra actividad; su diseño es mas plano, ligero y pequeño, pues las hélices, están montadas en la parte interna, y los componentes sensibles en la zona superior; mientras que, desde el mismo dron, se extiende un brazo de 30 cm, con gancho en la punta para retirar la cosecha.

Para llevar a cabo su actividad, FAR cuenta con inteligencia artificial, la cual le sirve para identificar la fruta entre el follaje; así como diferenciar la fruta madura, de otras que no están listas para la cosecha o que están defectuosas.

Robot Autónomo Volador 1
El dron cuenta con una cámara para identificar la fruta, un gancho para tomarla y un cordón umbilical que le ata al vehículo autónomo. Fuente: Tevel Aerobotichs.

Un servicio de renta

Por el momento, el fabricante del Robot Autónomo Volador, tiene el servicio de renta a disposición de sus clientes; esto, con la intención de disminuir los costos y pasar por un proceso de asesoría y enseñanza, con el cliente.

Para poder acceder a los servicios de FAR, el cliente ingresa a la plataforma de Tevel, se registra, e ingresa datos como las dimensiones del terreno, los arboles aproximados, y el tiempo en el que desea se realice la cosecha; todo esto, con la finalidad de que la compañía pueda calcular los números de drones necesarios y los costos.

Una vez acordado el servicio, se presenta el técnico en tu propiedad, acompañado de los robots autónomos y te asesora con el servicio. A partir de este punto, mediante una app, seleccionas la fruta a cosechar, como: naranjas, manzanas, aguacates, etc; estableces las rutas y dejas trabajar.

Al final de la cosecha, se te informa de la fruta madura recolectada, la fruta dañada y la que está pendiente de cosechar; así como información de horas trabajadas, horas pendientes para finalizar; entre otra información.

Robot Autónomo Volador 2
La app de Tevel, trabaja con iOS, Android y por vía Web, por la cual se envía instrucciones al FAR, así como se puede ver su proceso. Fuente: Tevel Aerobotichs.

Escasez de trabajadores

Actualmente, el servicio está disponible en Israel; y de manera piloto, se encuentra operando en algunas granjas o campos de cosecha en Italia, España y Estados Unidos; esperando que en el transcurso de 2022, ya se encuentre operando de manera formal en estos territorios.

Para atraer al mercado internacional, Tevel Aerobotics, liberan datos sobre la eficiencia de sus Robots Autónomos, siendo capaces de trabajar día y noche, cosechar 100 hectáreas de manzanos en la mitad del tiempo promedio, y aprovechar hasta un 90% de la cosecha del campo, con un costo muy inferior a la mano de obra humana.

Tanto el empuje que la compañía le ha dado a su producto, como algunos datos de la FAO; en la que se ve la perdida de interés, en la producción del campo para futuros años; así como el impacto que tuvo el Covid en la vida laboral; han hecho que Tevel, llamara la atención de accionistas, quienes inyectaron 20 millones.

drones autónomos 1
Los trabajadores realizarían el montaje de los FAR, revisarían su puesta a punto y asesorarían al cliente; esperando que en un futuro, cuando se realice la compra, el cliente este familiarizado con el producto y su uso. Fuente: Tevel Aerobotichs.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí