Un alcalde de cartón en el país de la austeridad

Vive en el sureste mexicano, en los límites de Chiapas con Tabasco, y es un edil con el don de la ubicuidad

0
341
Alcalde
El alcalde de cartón

Un alcalde en el mundo tiene el don de la ubicuidad y es de Pichucalco.

Este municipio se encuentra en el sureste mexicano, en los límites del estado de Chiapas con Tabasco.

El edil se llama Moisés Aguilar Torres, pero hay uno de carne y hueso y otro de cartón.

Cuando el de carne y hueso no puede acudir a un evento, asiste el de cartón en tamaño real con su perpetuo brazo levantado.

Todo empezó cuando antes del cuatro de octubre de 2019 apareció el de cartón en la localidad de Tectuapan, a unos quince minutos de carretera de la cabecera municipal.

AlcaldeEse día, al final de las actividades de una brigada de salud el edil de cartón se hizo presente y hombres y mujeres y brigadistas se tomaron una foto con él.

De camisa azul, barba delimitada y cuerpo lleno, estuvo sempiternamente fijo y con el brazo derecho levantado y puño cerrado.

El asesor José Alejandro Bustamante dio cuenta en el mundo de las redes sociales de tal suceso de omnipresencia del alcalde el cuatro de octubre, mediante de la publicación de una galería de 18 fotos.

En casi todas aparece el alcalde de cartón, ya sea en medio, arropado por los brigadistas, o el primero a la izquierda.

Cuenta una persona de Pichucalco, un pueblo de pocas calles y sinfín de vendimias en el centro, que cuando la gente supo la noticia, algunos soltaron la risita, otros se preguntaron dónde andará el alcalde de carne y hueso y unos se limitaron a mover la cabeza sorprendidos por la ocurrencia.

No faltó quien hizo notar que es un alcalde de cartón en el país de la austeridad, económico y hasta amigable con el medio ambiente.

Pueblo de clima caluroso, y de gente que ha sobresalido y tiene proyección internacional, Pichucalco ha ocupado en los últimos días espacios en medios locales, nacionales y del extranjero.

Tiene también un alcalde de cartón.

¿Y el de carne y hueso?

Alguien, desde Pichucalco, quien evoca una canción infantil que habla de un muñeco de cartón, responde:

“Se ha ganado el mote de Pin Pon”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí