Rosario Ibarra deja Medalla a AMLO para que se la devuelva con la verdad sobre desapariciones

La hija de la activista leyó el discurso en el marco de la entrega de la presea Belisario Domínguez

193

La galardonada con la Medalla Belisario Domínguez 2019, Rosario Ibarra de Piedra, dejó en manos del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador la custodia de la presea entregada por el Senado de la República, para que se la devuelva con la verdad sobre desapariciones en el país.

“No quiero que mi lucha quede inconclusa, es por eso que dejo en tus manos la custodia de este preciado reconocimiento y te pido que me lo devuelvas junto con la verdad sobre el paradero de nuestros queridos hijos y familiares y con la certeza de que la justicia anhelada por fin llegará”, leyó el discurso la hija de la activista, Claudia Piedra Ibarra.

Con estas palabras, pronunciadas a nombre de Rosario Ibarra de Piedra y dirigidas al presidente Andrés Manuel López obrador, concluyó la ceremonia de entrega de la medalla Belisario Domínguez.

Dejó en manos del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien asistió a la ceremonia, realizada en la sede senatorial de Xicoténcatl, la responsabilidad de que finalmente se sepa el paradero de quienes fueron objeto de desaparición forzada.

Al concluir la ceremonia, el presidente López Obrador expresó de inmediato que es una responsabilidad que va a cumplir. “Voy a hacer todo lo que humanamente me sea posible para dar con los desaparecidos”.

Entrevistado fuera de la vieja casona de Xicoténcatl, expresó asimismo que nada lo detiene: “ Soy libre, como es de dominio público. No puede haber ningún grupo de interés creado, que impida conocer toda la verdad sobre las desapariciones, sobre los crímenes que cometieron gobiernos anteriores”.

El ejecutivo federal envió un mensaje a doña Rosario Ibarra: “Un abrazo cariñoso, que sabré cumplir con su encomienda y voy a estar a la altura de las circunstancias”.

A la sesión solemne asistieron el presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar y la presidenta de la Cámara de Diputados, Laura Angélica Rojas.

También estuvieron en el acto integrantes del comité Eureka, la organización creada por Rosario Ibarra en la década de los setentas. Se escuchó en el recinto senatorial nuevamente el grito que ha sido motor en la lucha de las madres y demás familiares de los desaparecidos: “¡Vivos los queremos!”.

(Con información e imagen de La Jornada)