El pueblo que buscó su felicidad

Se cumplen 197 años en que Chiapas tenía un destino incierto y tomó la decisión de realizar un plebiscito bajo los principios de unidad y protección para su felicidad.

0
1879
su felicidad

14 de septiembre de 1824, es la fecha en que el rumbo de Chiapas cambiaría por completo. Han pasado 197 años en que los chiapanecos de aquel entonces, tomaron la decisión de anexionarse a México.

Dando comienzo dos días antes, un 12 de septiembre de 1824, donde dicha incorporación fue decidida a través de un plebiscito; donde la idea de prosperidad marcaría una anexión donde las clases criollas y mestizas obtendrían, a la larga, privilegios mayores a las de las comunidades indígenas.

Antiguos lazos que se rompen

Pero, hagamos un breve recorrido de esta historia, remontándonos entre 1531 a 1821, donde Chiapas había formado parte de la Audiencia de Guatemala; colindando por el occidente y por el norte con provincias gobernadas por el virreinato de la Nueva España.

Pero fue entre 1821 y 1824, cuando los chiapanecos se sintieron con la posibilidad de tener una democracia local y regional, con base en discusiones y decisiones tomadas en reuniones populares.

Sin embargo, un 16 de enero de 1822, los chiapanecos optaron por formar parte del Imperio de Iturbide y dicha decisión fue aprobada por México, aunque esta primera unión, sólo tuvo lugar hasta el 7 de junio de 1823, poco después de la abdicación del Emperador Agustín de Iturbide.

A raíz de dicho acontecimiento, Chiapas, tomó la decisión de declararse libre de agregarse a México o reincorporarse a Guatemala. Pero México ante la decisión tomada por Chiapas se manifestó molestó, fue entonces que el 29 de julio de 1823 mandó al General Filisola, de la División expedicionaria en Guatemala, para que marchara a San Cristóbal, disolviera la Junta Suprema Provisional y se pudiera restablecer el orden, dando posesión al Jefe Político nombrado por México.

El interés por México

El Gral. Filisola llegó a San Cristóbal un 31 de Agosto y declaró disuelta la Junta Provisional el día 5 de septiembre, no sin antes, los miembros de ella formularan enérgica protesta. Mientras tanto, la mayor parte de la provincia chiapaneca manifestó descontento ante la actitud de México y Filisola. Por lo cual se dieron diversos levantamientos de armas, comenzando un 28 de octubre en Comitán, seguido del 29 del mismo mes en Tuxtla Gutiérrez.

Fue entonces que se proclamó el Plan de CHIAPAS LIBRE en la ciudad de Comitán, el cual tenía por objetivos proclamar el derecho de la Provincia para decidir su suerte como mejor le conviniera y pedir la inmediata evacuación de las fuerzas mexicanas. A finales de 1823, las fuerzas unidas de Chiapas Libre desalojan al ejército mexicano, la Junta Suprema queda de nuevo instalada y Chiapas en estado de tomar una decisión libre y soberana.

Pero una circular llegó el 22 de marzo de 1824, donde se le pidió a todos los partidos de la provincia, que sin demora expresaran a cuál de las dos naciones deseaban federarse, ofreciendo la junta hacer la computación de los votos. Cuando se encontraban realizando el cómputo, llegó a San Cristóbal un decreto del Congreso Mexicano de fecha 26 de Mayo de 1824, dando tres meses de plazo para decidirse sobre su unión a México o a Guatemala. Además de enviar a un delegado, el Sr. José Javier de Bustamante, para supervisar los trabajos del conteo.

 

José Luis Castro, dedicó sus estudios a la crónica y la historia de Tuxtla Gutiérrez y Chiapas.

 

El interés por México

El Soconusco tuvo un descontento debido al decreto de México y la presencia del delegado, y decide el 24 de julio de 1824 incorporarse a Guatemala. Fue entonces que permaneció adherida a Guatemala hasta el 11 de septiembre de 1842, cuando el Presidente de la República, Gral. Antonio López de Santa Ana decreta su unión a Chiapas y a México. Igualmente, ese mismo día, le otorga el rango de Ciudad a Tapachula.

Chiapas tenía para ese entonces 104 pueblos, y 172,953 habitantes pudieron votar: el 56 % (96,829 personas) votó a favor de anexarse a México; 35% (60,400), por unirse a Guatemala, y sólo 9% (15,724) optó por mantenerse como nación libre y soberana. Así, tras este ejercicio, el 14 de septiembre de 1824, Chiapas formalizó ante el Congreso Mexicano su disposición a ser un nuevo estado federal.

En el acta los promotores dejaron constancia del espíritu que los inspiró en la búsqueda de un país al que pertenecer. Unidad y protección para la felicidad, esos fueron los conceptos que quedaron inscritos en el documento fechado el 14 de septiembre de 1824, tal cual como lo afirma el cronista José Luis Castro Aguilar, quien guarda una copia textual del acta original de la proclamada federación. La unidad del pueblo chiapaneco se cumplió en la medida en que se participó ampliamente en el plebiscito y se respetó la decisión final. Fue entonces cuando un 14 de septiembre de 1824, todos los chiapanecos nacimos como mexicanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí