Del espacio a una interfaz cerebro-computadora

Elon Musk y el chip que puede medir la actividad cerebral en animales y pronto en humanos.

1030
Foto internet-Elon Musk- ingeniero, físico y empresario sudafricano.

Elon Musk se ha propuesto revolucionar el mundo de la tecnología, después del exitoso lanzamiento al espacio de una nave espacial por la empresa SpaceX, ahora su compañía Neuralink trabaja en un chip que puede medir la actividad cerebral, con la que se espera que en un futuro se puede conectar al cerebro a través de un dispositivo móvil.

El también socio principal de la empresa Neuralink, mostró algunos cerdos implantados con el chip durante una transmisión completamente en vivo, fue mostrando varios cerdos, uno con el chip ya implantado, otro que lo tuvo, pero ya se lo quitaron y otro virgen en esta materia, todos los cerdos se encontraban estables.

A manera de poder resaltar que la implantación no presentará ningún cambio en el animal, mostró la lectura de la actividad cerebral de Gertrude, una cerdita que cuenta con el chip implantado en una computadora mientras comía o se movía en una cinta para correr.

El chip que presentó Musk, mide aproximadamente 23 milímetros por ocho milímetros, y puede ser implantado por un robot quirúrgico sin necesidad de dar anestesia general al paciente y se puede retirar y volver a colocar si uno lo desea. El tamaño del chip permite que no se vea, pues queda tapado por el cabello, la batería se recarga por la noche y la idea es que, cuando esté plenamente desarrollado para humanos, pueda conectarse al teléfono celular. Según Musk, pueden ponerse varios chips en un solo individuo para diferentes fines. En la presentación de un modelo anterior, en 2019, además del chip se tenía que colocar un dispositivo detrás de la oreja para que funcionase, algo que hoy en día ya no es necesario.