Cortando esquemas en el cuidado masculino

Adrián Gordillo, también conocido como "Conejo Malo", nos platica como generar nuevos servicios para nuestros clientes, sin polarizarlos o alejarlos.

0
657
Adrian Gordillo
Adrian Gordillo, es el fundador de la Barbería Conejo Malo. Fuente: Solesteview

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas-. Adrián Gordillo, es fundador de la Barbería Conejo Malo, una barbería de concepto urbano que ofrece los servicios de corte de cabello y cuidado facial, al público masculino del nororiente de la ciudad.

Destacan en él tres aspectos, lo ameno de sus charlas mientras te atiende, el concepto de su negocio que busca recrear la “guarida” de un hombre joven, y los servicios de tratamiento facial que acompañan el corte.

La barbería obtiene su nombre de su alias de juventud, -¿en inglés?- le pregunto, acostumbrado a los anglicismos en nuestra sociedad moderna; -¡No, eso sonaría terrible!-, exclama con una carcajada, mientras me explica la mística del mismo.

Le dicen Conejo Malo por un tatuaje que posó en uno de sus brazos cuando era joven; el tatuador, supo interpretar la idea de Adrián de integrar el Cañón del Sumidero en la silueta de un conejo.

cuidado masculino tatuaje
Adrián ha convertido una imagen no solo en su alias, sino la representación gráfica de su negocio. Fuente: Solesteview

En donde inicia el corte

Inició como cajero de una barbería de renombre y pronto pasó de barrer los restos de cabello; a mostrar interés por el noble arte de dar estilo a la caballera masculina.

En sus tiempos libres, fue aprendiendo de alguien que fungió como su maestro; hasta que este lo consideró apto para ser evaluado. Cuándo obtuvo el visto bueno de la clientela, se le reconoció como barbero.

-No siempre te consideras preparado-, menciona, -hay tantos estilos y técnicas por aprender, por lo que es necesario actualizarse-. Más tarde se tuvo que separar de su maestro y aunque probó suerte en otros lugares, se consideró lo suficientemente preparado para llevar su propio negocio.

Barbería Conejo Malo
Encontró el local por “coincidencia”, mientras brindaba un servicio a domicilio; fue el potencial del lugar lo que le llevó a adquirirle. Fuente: Solesteview

Cambiando estilos

Con lo ahorrado abrió su barbería al oriente de la ciudad, hizo clientela pero el alza en la renta empezaba a desequilibrar las cosas; por lo que volvió al Barrio San Francisco, su punto de origen, para colocar su nuevo negocio.

Todo iba viento en popa, la familia y los amigos de la infancia vivían cerca, por lo que los clientes estaban más que asegurados; la renta era aceptable y el ritmo de trabajo era cómodo; todo marchó bien hasta la pandemia.

-Tuve que reinventarme, ofrecer mis servicios a domicilio y usar las redes sociales para publicitarme, funcionó para los gastos básicos, pero tuve que cerrar el negocio-. Expresa con un dejo de melancolía.

Un día, varios meses después, iba a dar un servicio en una colonia al oriente de la ciudad, cuando notó un detalle importante; en aquel lugar había un local en renta, con buen tránsito y poca competencia. Aquel espacio sería su nuevo local.

cuidado masculino estilo
Una de las primeras cosas que hizo Adrian, fue definir un estilo, deseaba llegar al publico masculino y tenía que buscar elementos que resultaran atractivos a este segmento. Fuente: Solesteview

Cuidado masculino

Como iba a dirigido al público masculino decidió mostrar una imagen acorde a este segmento, colocó imágenes frescas, ambientó con música urbana, adornó con iluminaria de cervezas y remató el logotipo con su propio tatuaje.

-Los clientes empezaron a llegar, pero quería añadir algo más; en algunas barberías se preocupan mucho por el cuidado masculino; hay tratamientos de barba, bigote y rostro; decidí traer esto a mi negocio pero a un precio accesible para mis clientes.

Pronto publicitó un nuevo servicio, la aplicación de mascarillas, tratamiento y cuidado facial; no se dio cuenta sino hasta después, que había polarizado a sus propios clientes. El público juvenil respondió positivamente al nuevo servicio pero el público maduro empezó a alejarse.

cuidado masculino facial
El publico joven, ha resultado atraído por la nueva propuesta de la barbería Conejo Malo. Cortesía: Adrián Gordillo

Cortando esquemas

-Poco a poco, empecé a entender a los clientes que se habían alejado, y tuve que buscar estrategias para recuperarlos.

-Los jóvenes vienen en la mañana y en la noche, desean estilos frescos y tratamientos que cuiden su piel, les gusta la música y la plática moderna; los caballeros, vienen en la tarde, luego de la “chamba”, buscan cortes clásicos, música tranquila y un tratamiento no tan disruptivo.

Las tendencias cambian, los gustos se actualizan, y en una sociedad en constante movimiento; hay que generar estrategias para que algunas modificaciones no alejen a  nuestros clientes.

▶ Puedes visitar la Barbería Conejo Malo, en el Fraccionamiento Colinas del Oriente, a media cuadra de la Calzada al Sumidero, o contactarte con Adrián a través de facebook.

Cortando esquemas 2
Pese a la polarización creada, Adrian logró recuperar a sus clientes de mayor edad; optó por crear promociones a su estilo y crear un ambiente más acorde a sus intereses. Fuente: Solesteview

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí