Ahorrar para tiempos de crisis

La importancia de crear una reserva de dinero, para poder sortear tiempos críticos

0
308
Cochinito ahorro
Consigue un cochinito, una lata de galletas o un frasco de café y ve juntando tu dinero. Foto SolesteView

 

La pandemia producida por la Covid-19, puso a los jóvenes frente una crisis sanitaria y económica, solo conocida en los libros de historia; la falta de dinero, producida por la pérdida del trabajo, de ingresos constantes, de los gastos por enfermedad; planteó la duda en muchos de nosotros, por qué no nos preparamos para esta situación, claro, nadie es adivino, pero algo de ahorro, seguramente nos hubiera ayudado.

¿Por qué no ahorramos?

En una colaboración entre el empresario Robert T. Kiyosaki y el exmandatario Donald Trump, mencionaban que la falta de ahorro, era un problema de generación; los “Silents” y los “Baby boomers”, habían aprendido a ahorrar, tras afrontar diferentes crisis socioeconómicas, mientras que los “Milennials” y “Centennials” se encontraron con una atmosfera económica estable y optaron por el crédito.

Esta afirmación es correcta a medias, los alemanes son la sociedad que más ahorra, independiente de la generación a la que nos refiramos; hacia 2019 el 64% de los alemanes ahorraba una décima parte de sus ingresos, mientras que el 22% de los jóvenes iniciaban un ahorro formal, en el banco, a los 17 años; durante la pandemia, el ahorro se elevó al 35% del ingreso de cada alemán.

Elige bien el momento para usar tu dinero, los gastos impulsivos nos dan una satisfacción muy breve. Foto Solesteview

¿Y los mexicanos?  Se estima que un 15% de la población ahorra de manera formal, el resto lo hace de la manera convencional: en el cochinito, bajo el colchón, en una lata de galletas; por desgracia los jóvenes, son los que menos participan en esta actividad, esto se debe a bajos ingresos, poca cultura del ahorro y otros factores.

El cochinito que debemos saber cuándo romper

Los expertos en el tema del ahorro, enfatizan la importancia de guardar el 10% de nuestros ingresos, para gastos, como respuesta a un futuro incierto o para la vejez; su recomendación es contar con dos espacios para guardar nuestro dinero, uno lo etiquetaremos para “gastos fugaces” y el otro será nuestro “fondo para crisis.”

El problema que enfrentaremos tras ahorrar, será identificar cuándo disponer de cada reserva; los “gastos fugaces”, se utilizan cuando alcanzamos el monto para adquirir nuestro objetivo y se reinicia para cumplir el siguiente.

En cuanto al “fondo de crisis”, es el más importante, los expertos recomiendan tener el equivalente a uno de nuestros sueldos quincenales, o un sueldo mensual, y su uso es exclusivo para emergencias, para gastos inesperados, por ejemplo, una enfermedad o un accidente; por lo que un adeudo, una remodelación, cualquier cosa que hubiéramos tenido tiempo de programar, no se consideran. Una vez gastado, recuerda reponerlo, pues te servirá para la siguiente eventualidad.

Así que ya sabes, aparta dos cochinitos, y en una ahorra para comprar las cosas que deseas obtener, mientras que el otro sirva para asegurarte un mejor mañana.

Si quieres saber más sobre estos temas, te invitamos a ver nuestro video “Educación Financiera en tiempos de pandemia” 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí