Los mexicanos recargan menos de cien pesos en saldo

Los mexicanos recargan en promedio, menos de cien pesos de saldo al mes, una cantidad inferior a los doscientos del periodo prepandemia.

0
498
cien pesos

Los mexicanos gastan menos de cien pesos mensuales en recargas, esto de acuerdo a datos de el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), obtenidos en la Tercera Encuesta del 2022; aunque claro, el gasto en saldo podría parecer un dato de utilidad solo para las operadoras telefónicas; la realidad, es que nos sirve como un indicador de la economía mexicana.

Menos de cien pesos

La encuesta realizada por el IFT, ha permitido observar algunos datos interesantes, aunque uno que ya se conocía de otras encuestas; era la preferencia de los mexicanos por el servicio de prepago (77%), es decir, pagar antes de tener acceso el servicio de telefonía y red móvil, en comparación con el servicio pospago (23%).

Entre los datos interesantes, encontramos que los mexicanos que se encuentran en prepago, tienen mayor cuidado con el gastro promedio que realizan en recargas; siendo preferidas por un 69%, las recargas superiores a los $30 pesos y hasta un límite de $100 pesos mensuales.

Muy por debajo se encuentran, las recargas superiores a $100 pesos e inferiores a $200 con un 19.9% de preferencia; seguidas por un 8.3% de predilección, las recargas menores a $30 pesos mensuales.

Finalmente, los usuarios del servicio pospago, también conocido como «plan renta», gastan un aproximado de $200 pesos mensuales, siendo preferida esta opción por el 51% de las personas que cuentan con este servicio.

La situación económica

Y es que, pese a la importancia que tiene la comunicación y el acceso a internet en nuestros tiempos; los mexicanos que utilizan prepago han bajado el monto de sus recargas, en comparación con los $50 a $100 pesos mensuales de recarga, en periodo de pandemia; y los $100 a $200 en periodo pre pandemia.

Para exprimir las recargas, los mexicanos acuden a diversas estrategias, tales como buscar puntos de acceso públicos y gratuitos; así como, realizar sus recargas en los días que consideran tener mayor actividad, con el fin de ampliar al máximo su uso..

De acuerdo a los datos, el número de personas que tienen que «malabarear» el saldo ha aumentado en este periodo económico; difuminando las líneas de los niveles socioeconómicos y dejando claro, que buena parte de la población, está modificando la prioridad de sus gastos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí