Las librerías en México se niegan a desaparecer

Las librerías en México, han comenzado a tener repuntes en venta y se están recuperando, pese a que los datos auguruban todo lo contrario.

0
485
Las Librerías en México
Algunas librerías como @Casa Museo en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, han combinado los servicios de academias de literatura, arte o cafeterías, para continuar operando. Fuente: Solesteview.

Las librerías se niegan a desaparecer, pese a haber sido condenadas por una modernidad favorecedora de los formatos digitales; y es que a la comodidad de adquirir una copia casi instantanea, se le sumó la pandemia, un evento de escala global que puso contra las cuerdas a miles de negocios por todo el mundo; entre estos, las ya mencionadas librerías.

Modernidad y Pandemia

Estos augures no son recientes, la aparición de Amazon y posteriormente de los libros electrónicos, demostraban que el mercado estaba evolucionando; al ser los denominados: e-books, más económicos, más accesibles y más portables, era natural el suponer que al igual que el “videoclub”, la librería pronto pasaría al olvido.

Por desgracia el 2020 demostró su peor cara, al reducir las ventas de libros físicos en México, al 56.3% en comparación con el 2019; una reducción en ingresos por ventas de 11 mil millones de pesos, a los casi 8 mil millones, además del cierre de librerías de corte local a lo largo de todo el país; todo esto de acuerdo a datos de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM).

Mientras tanto, el libro electrónico presentó un aumento en ventas del 4%, superando al libro físico al cerrar con los casi 9 mil millones de pesos; para continuar el 2021 con un crecimiento del 35% y ventas de casi 12 mil millones de pesos, de acuerdo a la CANIEM.

Las Librerías
El tener la posibilidad de asistir a ferias, presentaciones de libro y otros eventos en donde se expongan libros físicos, se han convertido en aliciente para los amantes de este formato. Fuente: Solesteview

El resurgimiento de las librerías

Afortunadamente, el 2022 ha representado un respiro para las librerías, durante la Feria del Libro de Guadalajara, la CANIEM denotaba tener ventas en este evento, similares al periodo prepandemia; además de proyectar números positivos en la venta de libros físicos, obteniendo una cifra muy cercana a los 10 mil millones de pesos.

Pese a la inflación y a sus efectos sobre el precio del papel, esta nueva ola de interés por el libro en su formato físico proviene de diferentes partes, una de ellas es el romanticismo que se le tiene a la experiencia con los mismos; los olores, las texturas y la posibilidad de exhibirlos, son algunas de las razones para seguir adquiriéndolos, además de la posibilidad de acudir a ferias, foros y platicas con los autores, que siguen siendo gran impulso de las ventas de los mismos.

Claro que, el resurgimiento de las librerías se ha disfrutado mayormente en países de primer mundo, en donde el aumento en ventas de libros en formato físico; ha sido del 6% para las grandes cadenas y de hasta el 43% para comercios independientes.

Si cuentas con alguna librería o algún negocio dedicado a la venta de libros en formato físico, es buen momento para continuar ventas, sin olvidar en adoptar estrategias digitales; que te permitan conectar con tus clientes, una cuenta de Instagram y una página de Facebook, pueden ser excelentes aliadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí