Se declara presidenta de Bolivia la senadora Jeanine Áñez

Seguidores del depuesto presidente Evo Morales rechazaron la votación en el Senado

254
Bolivia
Foto cortesía

La vicepresidenta segunda del Senado de Bolivia, Jeanine Áñez, se autoproclamó la sucesora de forma interina del presidente depuesto Evo Morales, aunque la transición solo tuvo el visto bueno de una tercera parte del Parlamento, el órgano encargado de formalizar el traspaso.

Este martes por la noche, tras la dimisión del resto de las autoridades previstas en la Constitución para suceder a Evo, el jefe del Ejército, Wiliams Kaliman colocó la banda presidencial a Áñez, mientras el Tribunal Constitucional avaló su posesión.

El Movimiento Al Socialismo (MAS), el antiguo partido de Gobierno y mayoría en la Cámara, no participó en la votación en señal de rechazo.

El líder indígena, asilado en México, aplaudió la decisión de su bancada y arremetió contra sus adversarios. “Felicito a nuestras hermanas y hermanos asambleístas del MAS-IPSP por actuar con unidad y dignidad para rechazar cualquier manipulación de la derecha racista, golpista y vendepatria. Permanecemos unidos en la defensa de la democracia, el Estado de derecho, la vida y la patria”, escribió Evo Morales en sus redes sociales.

La Cámara abordó la transición con el nombre de Áñez, de ideología conservadora, sobre la mesa, quien durante su discurso aseguró que se compromete a “convocar a nuevas elecciones lo más pronto posible” con instituciones independientes. Y una vez que se proclamó, se dirigió al Palacio de Gobierno, se asomó al balcón y exhibió un ejemplar de la Biblia.

La dimisión de Morales, anunciada el domingo por la noche, aceleró los acontecimientos y la tensión derivó en caos y en episodios de violencia desbocada. Las Fuerzas Armadas salieron a la calle para apoyar a la policía en los disturbios, sobre todo en La Paz y en el contiguo municipio de El Alto. La convulsión remitió la mañana de este martes, aunque la principal central sindical, que inicialmente apoyó la salida de Morales, amagó con convocar una huelga.

(Con información de El País)